Fábricas de productividad: la apuesta por ser más rentables y crecer

11/4/2020

Por: Erika Vanessa Arias Espinosa
Gerente de PLASTIQ

En PLASTIQ S.A.S llevamos casi 8 años en el mercado y trabajamos bajo la frase: “Le damos vida a los residuos”, ya que nos dedicamos a la producción y elaboración de bolsas plásticas a base de material recuperado. Lo que otras empresas desechan, para nosotros es materia prima, lo que nos permite contribuir al cuidado del medio ambiente, teniendo en cuenta que en un año recuperamos entre 350 y 400 toneladas de plástico.

En el 2018 identificamos que nuestra producción en planta estaba disminuyendo y aunque constantemente buscábamos soluciones, ninguna tenía resultado. Lo único cierto era que la producción no incrementaba, por el contrario, estaba en negativo si se comparaba con otros periodos de tiempo. Pasamos de producir una tonelada de material por turno a 650 kilogramos.
Fue en ese momento que la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas nos invitó a participar del programa Fábricas de Productividad, lo que significó la solución que vimos a nuestro alcance para resolver el problema que teníamos.

Elegimos como extensionista (asesor) a la empresa Mecanicad de Manizales y empezamos un trabajo de recomendaciones, de conocer qué estábamos haciendo mal y cómo mejorarlo, y nos permitieron ver cosas que no teníamos en cuenta, todo con la intención de ser más productivos y rentables. En el proceso identificamos los problemas que teníamos con la producción, con el personal y con espacios e inventarios que no estaban siendo aprovechados de la mejor manera.

Gracias a este programa incrementamos la productividad y llegamos a los 900 kilos por turno, alcanzando una producción diaria de aproximadamente 1.800 kilos. Este aumento representa para PLASTIQ S.A.S alrededor de $18 millones de ingresos al mes, lo que mejora nuestras finanzas y solvencia económica para seguir creciendo.

Además, optimizamos los tiempos de entrega, ya que antes lo hacíamos en ocho días y ahora lo hacemos en solo cinco. Con esta eficiencia, también mejoró nuestra relación con los clientes.
Accedimos a asesorías especializadas a bajo costo y con beneficios muy grandes, mejoramos los procesos productivos, el compromiso de nuestro personal, la calidad de los productos y el tiempo de entrega. Recomendamos el programa Fábricas de Productividad a todas las empresas que quieran mejorar y crecer; para nosotros fue muy beneficioso.

Estamos seguros de que son estos programas los que nos ayudan a reinventarnos día tras día, porque los empresarios constantemente estamos en busca de iniciativas que generen crecimiento en nuestra empresa y a nuestros colaboradores.

Compartir facebooktwittergoogle+